pinturas_bestia

Desde los 15 años había experimentado haciendo cortos en súper8, fascinado por el cine surrealista de los años treinta. Aun nunca había logrado hilar un discurso narrativo con un cierta coherencia hasta que nos encerramos tres dias a rodar performances y entrevistas con Carlos Burbano, en un estudio que compartíamos varios jóvenes artistas.  Así nació “Pinturas a la Bestia”, mi primera experiencia en el mundo del documental. El discurso se elaboró en la sala de montaje con el material rodado en U-Matic de una manera caótica pero que finalmente cogió forma logrando una pieza de 30 minutos que se presentó en una de las actividades paralelas de la feria ARCO en Madrid.